Desearte, lo opuesto al arte

Revista cultural digital

Archive for the ‘Santi Plaza’ Category

Esperpento

Posted by desearte en mayo 23, 2007

Figura 11Figura 10Figura 9Figura 8Figura 7Figura 6Figura 5Figura 4Figura 3Figura 1    Figura 2    

Anuncios

Posted in Arte, Creadores, Santi Plaza | Leave a Comment »

Los cinco pilares de la vida

Posted by desearte en abril 1, 2007

deseartelog.gifDe pequeño era un niño listo. Muy listo. Aprendí a leer mucho antes que los demás de la clase, sabía contar hasta mil y gracias a los tebeos de Mortadelo y Filemón tenía un vocabulario muy amplio y una forma de escribir impecable. Leía a Pablo Neruda, escribía poemas y dibujaba muy bien. Hace unos años saqué del baúl de los recuerdos un libro de ejercicios de cuando tenía unos seis o siete años. Me pedían que hiciera una  redacción sobre mi serie de dibujos favorita, y elegí Danger Mouse, una serie británica que duraba cinco minutos y lo veía todas las mañanas antes de irme al cole. Al ver este escrito, me sorprendí mucho a mí mismo por la habilidad narrativa que destilaba. Fui corriendo a buscar a mi madre. Le dije: “¿Has visto qué bien escribía de pequeño?” Ella se limitó a mirarme con desprecio y decirme “¡…Mejor que ahora escribias!”Y es que he ido degenerando, por supuesto. Dibujo exactamente igual que cuando tenía cuatro años y creo sinceramente que, como decía mi madre, escribía mejor con esa edad. Pero oye, todavía me defiendo. En el resto de cosas he cambiado bien poco, los pilares de mi vida siguen siendo los mismos con algunas variaciones propias de la edad.  Los 5 pilares de mi vida Todo el mundo tiene los suyos, los míos son, no necesariamente por este orden: 

Las mujeres:Ya desde bien pequeño, nunca he tenido dudas sobre mi orientación sexual. Entonces me volvía loco el cabello largo de las mujeres, era mi barómetro para medir su belleza. Cuanto más largo, más guapa es la chica. De adolescente eso cambió relativamente: ya no era tan integrista, pero decía que nunca saldría con nadie que tuviera el pelo más corto que yo. La realidad es que no me comía un rosco, ya fuera con chicas de cabellos cortos o largos. Y más mayorcito llevé el cabello largo durante mucho tiempo y salí con muchas chicas que lo llevaban más corto, así que supongo que maduré en ese sentido. El hecho de que la mayoría de chicas no me aguantara más de seis meses demuestra que no maduré en otros sentidos.

El Whisky William Lawson. Veraneo desde que tenía seis años en un camping. Allí tengo mis amigos más antiguos, a la mayoría de los cuales veo sólo en verano. En uno de estos, una noche nos dispusimos a salir sin mucho ánimo. No recuerdo por qué motivo, pero no estábamos muy animados, especialmente mi colega Francesc. Empezamos la noche con un botellón en la playa y de invitado especial estaba una botella de William Lawson’s, un whisky del baratillo. Nos lo echamos con naranja y bebimos juntos el primer sorbo. Todavía no entiendo por qué, pero recuerdo que me supo a gloria aquel primer sorbo…y mientras miraba a mis compañeros apurando el trago, Francesc terminó el suyo y lanzó un “¡Joder cómo entra esto tíos!” exultante que expresaba exactamente lo que todos queríamos decir. Luego hubo vítores y fue el comienzo de otra gran noche. Desde entonces el Sr. Lawson ha sido un habitual en mis botellones.

El tenis de mesa. O ping-pong extraoficialmente. En este camping este deporte era algo más. Una pasión, una religión y sin duda una catapulta social. Si querías hacer amigos, debías jugar a ping pong en la vieja mesa de mármol con red de hierro. Al principio odiaba este deporte, pero le fui cogiendo el gustillo desde que alguien de allí me dio su pala, bautizada por mí como “
La Venganza”, porque era únicamente de manera. Con todo, empecé a situarme entre los mejores jugadores del camping y mis siguientes palas “La Venganza II, III”…se iban sofisticando. Hasta que un año exploté como jugador y gané el primer torneo oficial del camping y el de Coma-Ruga. Luego me apunté a un club federado y consolidé mi amor por este deporte, que me ha dado grandes alegrías y a veces grandes disgustos.

El Real Betis. Lo llevo en la sangre. Toda mi familia es del Betis y crecí entre banderas verdiblancas y escudos triangulares. Nunca he sido un fanático ni del Betis ni del fútbol. Pero me gusta mucho y contribuye a mi felicidad. Si no fuera así, los domingos serían muy aburridos.

Queen. También de pequeño recuerdo ver un concierto de ellos por la tele y me quedé alucinado. Luego, en 1989,  descubrí por mi casa una casette del LP The Miracle de ese mismo año y fue el muelle que necesitaba para convertirme en un fan oficial de Queen. Unos años después abrieron un gran centro comercial en Sabadell que tenía una tienda de discos en la que te dejaban escuchar los CD’s sin compromiso. Allí me tragué casi todos los trabajos de Queen. Tenía que esperar a que cambiaran de dependientes para que no fuera demasiado evidente, cosa que gracias a como está el empleo en este país a partir de los 90 pasaba bastante a menudo. ¿Comprarlos? No tenía un puto duro. Así que cuando oigo a uno de esos pijos dela SGAE quejándose de la piratería yo recuerdo aquellos tiempos y le doy besos al cablecito gris este que conecta mi ordenador con materiales que no hubiera sido capaz de disfrutar jamás de otro modo. Invito a quien quiera exponer aquí los cinco pilares de su vida

Posted in Santi Plaza | 1 Comment »

Extraño comportamiento

Posted by desearte en noviembre 17, 2006

I

¿Cómo te sientes cuando todo el mundo está sobre ti,

cuando la multitud te hace sentir solo?

Intenta decir, intenta explicar, pero nadie va a entenderte,

Nadie va a escucharte y tal vez ni a oírte.

Entonces, ¿cómo te sientes cuando nadie te de más,

y nadie lo siente?

Un extraño comportamiento va a generar caridad.

¿de qué te sirven las sonrisas bienintencionadas?

Hablas al Dios que no te escucha, que no está

y crees en aquellos qué sólo creen en sus riquezas.

¿Cómo te sientes?, ¿puede alguien explicar

tu extraño comportamiento?

Cuando te has entregado, te han engañado

Has cedido tu poder casi sin recibir nada a cambio

No estabas acostumbrado a perder, ¿Cuánto duele la derrota?

¿Ya te has resignado? ya no hay nada que perder,

nada que protestar, ¿ya has firmado tu contrato,

con la Compañía del desamor?

II         

Me miraste por última vez

Antes de dispararme

Destrozaste en mil pedazos

La carta que te envié,

Aquella que ni leíste

Y que ahora escribes sobre mi tumba

Fatal epílogo sobre la piedra gris

El frío de la noche no consigue borrarlo

Ni la nube afilada que corta

Las figuras sombrías a mi alrededor

Como el pez feliz que desea caer en las redes

Como el pájaro que pudo escapar y volvió a si jaula

Por ver a su ama llorar

Como el sufrimiento aposta

De mi ascetismo romántico

Es tu recuerdo

Tu recuerdo, blanco y negro

Se ha convertido en mis zapatos

A veces andan solos, están tristes

Otras veces bailan al son de lo indeseable

Tu disparo me atravesó el pecho aquella noche

Pero fue tu mirada, por última vez

Lo que me atravesó el corazón.

III

Ella se apoyó en el muro, cansada de buscar

todo el día, bajo la lluvia atlántica

Y cedió a las voces que le dieron consejos

de no buscar más allá del ayer.

Despertó en la calle, con el muro a sus espaldas

y la piel cubierta de lagrimas propias y ajenas

¡Qué terrible es despertar a la realidad!

“Se acabó la búsqueda por hoy”, dice.

Rostros desconocidos en la calle principal

Gente que busca lo que necesita, como ella

El dulce paseo hasta la calle del muro

de los que han tenido sobredosis de vida.

Ella tiene pecados que quieren ser perdonados

pero no tiene un cielo al que ir después

Y todas esas voces no son más que recordatorios

ecos que crecen en mitad de la noche

risas que vienen de la más fugaz de las estrellas

murmullos de las sombras pasadas

Ahora ya está demasiado lejos del bien

para poder distinguirlo del mal.

IV

Ya los grises gigantes

Han alcanzado el inmenso mar

De donde la luz fue creada

Y ya, por cierto

Sus hijos no nacidos aún

Retornarán a su morada.

Siempre escuchando la música

Están los engendros de las creaciones

Anhelando sueños a posta perdidos

¿Quién sino yo

Los ha visto volar

Allá donde no son alcanzados?

Así levantamos nuestros brazos

Y pedimos en voz baja

El retorno de las ilusiones

De la misma forma que el verde canto

Atraviesa los altos muros

Y hace estallar los corazones

V

Con el sol cayendo los edificios se ven oscuros

todos en línea, todos iguales sobre el horizonte

Se esconden dentro rostros cansados

fuera sólo quedamos tú y yo abrazados

Con el sol cayendo, sus rayos te salpican

Tu vestido reluce como tus ojos por las lágrimas

me explicas porqué me haces daño

me explicas por qué eres así

Con el sol cayendo miro al cielo

busco el azul que la noche aún deja ver

ya no quiero más reproches esta tarde

casi no siento las puñaladas de hielo ahora

Con el sol cayendo subimos al coche

me has explicado que no puedes amar

mientras no puedas sacar las fotos rotas de tu mente

y este viaje será el último que hagamos juntos

Con el sol caído cruzamos la ciudad

Paramos en un semáforo, te veo sonreír

al ver dos enamorados que cruzan

y me encantaría saber qué piensas, qué sientes.

VI

Somos así, una palabra al viento

Una gota de lluvia sobre una rosa

Una luz en el firmamento

Unos van por allí y otros para allá

La suerte nos sonríe y nos llora

Y la vida pasa sin saludar

Y este tren

No para en su estación

Yo sentado sin pensar

En el vagón

Sueño con alcanzar un sueño

El vodka me ayudará a recordar

Aquello que nunca pasó

Soñé que te contaba mi sueño

¿no lo recuerdas? Aquel

en el que cruzábamos el mar azul

sobre una guitarra

y naufragamos felices. No pasará

yo seguiré viajando

volveré a ser yo

volveré a la realidad

volveré gritando

VII

Vuelve a llover, suena de nuevo la música de los caídos

Nos vamos al escondrijo habitual, tomamos otro café

Queremos estar el uno en la mente del otro

Amamos para hacer sufrir y luchamos para no hacer daño

Caminamos hacia un punto que no vemos

Estamos tranquilos, las bombas de Hiroshima

No caerán hoy aquí, al menos eso espero

También espero que mañana vuelva a salir el sol

Así lo he escrito en la mesa del bar y si no sale

Al menos querré buscarle una explicación, me gustaría que el sol supiera

Que si no piensa salir no me quedaré esperando a que lo haga

Que iré a buscarle allá donde se encuentre.

Así soy, qué le vamos a hacer. Digo yo si eso.

Tu sonrisa me rescata del silencio violento

Espero que cuando decida ir a buscar el sol vengas tú conmigo

VIII

Intenté enseñarme las respuestas a tus preguntas

No quise pintar vidas, sólo vivirla

Ya esas pinturas no significaban nada para mí,

Ni siquiera un vago recuerdo de los domingos

No volví a ponerlas sobre la mesa ni en mi mente

Lavé mi cara, lavé mi alma en el manantial del olvido

Seguí mi camino, derribando piezas de dominó,

He saltado de piedra en piedra sin preguntarme

Cuántas hay en total, cuando caeré.

¿Por qué entonces has vuelto esta noche?

No me has explicado donde estabas todo este tiempo

Y a mí se me acabaron las palabras preguntando

¿Por qué pude ver todo excepto tus ojos?

Tenía la sensación de haber estado ya allí,

De haberte buscado en el mismo sitio

Y no verte aunque permanecías allí.

Aunque me hubieras pedido que juegue a un número

Que no está en la ruleta, hubiera apostado

No quiero pintar vidas, sólo vivirla

IX

El lunes pasado estuve en Viena,

llegué hasta allá bailando un vals, al llegar un cisne me dio la bienvenida.

El martes tuve que marcharme, me echaron por comerme al cisne.

Así, recalé en China, y ya el miércoles me cansé de tanta muralla,

decidí entonces aparecer en Berlín, me topé con el muro

un soldado me miró los papeles y no me dejó pasar

Yo pensaba que esto ya no existía, e intenté razonar con él

Aunque no sé alemán al segundo grito entendí perfectamente que debía irme

Así el jueves tomé el autobús hacia escocia

Allí hice muchos amigos, bebimos whisky y me hablaron de su clan.

Estuvo bien, lástima que el viernes debía ir al Congo a descansar

Me pasé el día tumbado en un cocotero

El sábado de vuelta a casa pasé por el Louvre

Hoy domingo ya no saldré de casa

Me quedo aquí en la cama, mirando la Mona Lisa.

EN LA FÁBRICA ,EN LA FÁBRICA, EN LA FÁBRICA, EN LA FÁBRICA, EN LA FÁBRICA, EN LA FÁBRICA, EN LA FÁBRICA, EN LA FÁBRICA, EN LA FÁBRICA

9 9 9 9 9 9 9 9 9 9 9 9 9 9 9 9 9 9 9 9 9 9 9

Trabaja el hombre

Ya tiene lista su pieza

8 8 8 8 8 8 8 8 8 8 8 8 8 8 8 8 8 8 8 8 8 8 8

Trabaja la máquina

Ya tiene lista su pieza de metal

7 7 7 7 7 7 7 7 7 7 7 7 7 7 7 7 7 7 7 7 7 7 7

Si las juntamos tenemos una cámara

Así podremos seguir trabajando

6 6 6 6 6 6 6 6 6 6 6 6 6 6 6 6 6 6 6 6 6 6 6

El fotógrafo le pide a la modelo que se mueva

Mientras le lanza una tormenta de fotografías

5 5 5 5 5 5 5 5 5 5 5 5 5 5 5 5 5 5 5 5 5 5 5

Alguien las ha revelado, esa sesión y otro millón de sesiones

De ese millón y un carretes no se acuerda de ninguno

4 4 4 4 4 4 4 4 4 4 4 4 4 4 4 4 4 4 4 4 4 4 4

El resultado deja muy satisfecho al fotógrafo

También a los directivos de publicidad

3 3 3 3 3 3 3 3 3 3 3 3 3 3 3 3 3 3 3 3 3 3 3

Está decidido, es la imagen que necesitamos

Para nuestra marca de refrescos

2 2 2 2 2 2 2 2 2 2 2 2 2 2 2 2 2 2 2 2 2 2 2

Ahora el fotógrafo, la modelo y el auxiliar de laboratorio

Podrán consumir refrescos, todos.

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1

CASHAIT

Somos tuyos, te adoramos

Oh Cashait

No somos nada sin ti

Oh Cashait

En ti creemos, sálvanos

Oh Cashait

Temedme, estúpidos mortales

Es mi héroe

Os poseo

Para siempre

Oh Cashait, oh Cashait, Oh Cashait

Toca el piano otra vez

Solo para mi

Solo para mi, Cashait

Alcanza esa nota alta

Oh Cashait, eres inmortal

Soy tu cielo y tu infierno

Cashait, te desafío a un duelo singular

Será al alba, junto al pantano estarán mis testigos

Vestidos de negro, cantando todos juntos:

Oh Cashait, oh Cashait, Oh Cashait

La luz de mi ojo no te aparta, te ve decir:

“Ego me mei, mihi me mecum

ego me mei, mihi me mecum

ego me mei, mihi me mecum”

EN CASA, FUERA DE CASA (dos negaciones afirman)

Cuando las líneas tienen miedo de llegar al final

Y cuando duermes sin tener sueños

tus palabras están sobre la mesa

Viviendo en una muerte continua

Debajo de la sublime megalomanía

No no no no

Topas siempre con la misma respuesta

Tus palabras caen sobre el suelo

No han llegado a su destino porque nadie ha querido escucharlas

Han llegado al suelo, de donde nunca debieron salir

No no no no

Debería estar más lejos y triste que nunca

Pero la realidad se presenta de improviso: No mires atrás

Recoge esas palabras, lanzalas contra la pared

No no no no

No las borres, no las olvides y sobre todo

No las subestimes

TIEMPO

Tiempo de descubrir, tiempo de soñar

Tiempo de inventar, tiempo de crear

Tiempo de vivir, tiempo de pensar

Tiempo de recordar otro tiempo

Tiempo de perder el tiempo

Es tiempo de

Aprovechar

Mi

Tiempo

¿qué será mañana?

Será tiempo para pensar

Tiempo de seguir por el camino

Tiempo de reír, tiempo de celebrar

Tiempo de descubrir, tiempo de soñar

Tiempo de andar siempre hacia delante

UNA NOCHE EN LA ÓPERA

La noche cae sobre la ópera

Dejando un resquicio de luz

Que atraviesa la niebla

Figuras sin rostro, camisas blancas

Relucientes y fondo negro

Muy negro, negrísimo

Están serios, pero no se les ve el rostro

Sólo lo plateado de sus cabellos

Y el vaho de sus alientos

Allí donde los humanos hemos perdido

Nuestro sentido vital

Y nos guiamos por el desgarrador chillido

Del tenor que lucha con su soprano

Sólo dos voces, pero qué mundo

se encierra en cada nota de su canto.

Las sombras aplauden a la locura,

Los locos saludan a los jueces

Que los condenarán. Apocalipsis

Érase una vez el Apocalipsis.

COSA PASA

Perdido en la calle, las luces son menos

todos buscan algún lugar para ir.

Te busco a mi lado, divina presencia

y allí estás tú, haciendo que viva mis días

Sabes lo que fui antes y me sorprende que te rías

No sé si sabes cómo soy

Al menos por hoy espero que me conozcas

Porque seremos un ser con dos corazones

que necesitan conocerse para sobrevivir.

Gracias por venir hoy que te necesitaba, vuelves a reír

Claro, olvidaba que siempre te digo lo mismo

Y nunca me acuerdo de preguntarte qué necesitas tú

Está bien, sólo prométeme

Que dejaremos de inventarnos el uno al otro

Y que esta vez no quedaremos atrapados en los recuerdos del otro

No dejaremos que el libro se cierre y nos atrape

Creo que esta vez sé cómo hacerlo.

AYER

Me encontré con el ayer,

Me dijo: “Música, llévame contigo

Llévame lejos sobre tu pentagrama

que la trompeta me haga volar

y caer sobre las cuerdas

de una guitarra”

Contesté: “Ya no

Existe nada de eso

Ya mis oídos oyen pero no escuchan,

sienten mas no viven”

Replica el ayer: “Soy la oscuridad de una tumba,

soy el llanto en silencio.

A todos pido perdón

Y nadie me dice “lo siento”

Entonces apareció el mañana,

Por sentirse aludido

Dijo: “Soy un libro cerrado

Soy un niño muy viejo

Ando siempre rogando

Y nadie me dice “lo siento”

Soy una dura almohada

Soy polen en el viento

Parezco un condenado

Y nadie me dice “lo siento”

Entonces desperté del sueño

reencontrando el hoy

pienso: “Quizá todo esté en mi mente

quizá sea por eso

Por lo que nadie lo siente”

SON LAS DIEZ Y DIEZ

Mientras la luz del alba perfumaba la oscuridad, nosotros apagamos los focos de nuestra conversación nocturna.

Nos saludaban los pájaros desde fuera de nuestra jaula, sucumbimos a nuestra reclusión voluntaria.

Yo me inventaba un sufrimiento aposta, tu pensabas que ya era un poco tarde.

Extendí mi mano para encontrate siempre allí, toqué el vacío con mis dedos.

Atravesaste mi cuerpo con desesperación, yo continuaba mi actuación sin pensar si de verdad ya era un poco tarde o demasiado pronto para beber el uno del otro.

Para bailar felices bajo el calor de Agosto, para celebrar el verano más corto de nuestra historia, antes del más triste de los inviernos.

Quizá era verdad que era demasiado tarde, quizá era verdad que no te merezco

LECCIONES EN EL JARDÍN DE EPICURO

Me encanta encontraros otra vez y que los mejores momentos del pasado pueden vivirse de nuevo, me encanta saber dónde os puedo encontrar.

Sois un motivo para despertar cada mañana, sois motor y destino.

Busquemos lo mejor del dolor, si sufrimos es porque estamos vivos.

No hagamos caso a los que prometen felicidad eterna, tenemos la nuestra tan cerca y tan fácil…

Me encanta no tener que deciros que os quiero, daros las gracias o daros regalos. Adoro que no me digáis te quiero, me deis las gracias o me regaléis cosas.

Decidme cosas que no sepa, seguid siendo mis maestros y regaladme sólo vuestra amistad y felicidad.

Me encanta que no tengamos las mismas ideas, pensáis por vosotros mismos y no sois tontos.

Me encanta ser como soy y estoy orgulloso de la gente que me rodea, eso es la felicidad.

SOLDADOS DEL PARAÍSO PERDIDO

Soldados del paraíso perdido

¿Qué os queda ya por defender?

ya la sangre, sudor y lágrimas

se confundieron con el mar

Ya no queda fortaleza que atacar

Ni barricadas en las que refugiarse

Ya la rendición es la salida

Y las herida incurable está en el orgullo

Bajo las luces del centinela

Ya la pólvora no os salvará

Encadenados sin hambre y sin penas

La palabra libertad ya os duele en los oídos

Ya no existen tres mundos

Ya no sabréis cuáles son los siete mares

Diez mil ángeles os juzgarán en vida

Lo que hicisteis en muerte

Bienvenidos soldados, al menos malo de los mundos

PINTADAS EN LA PARED

TOCA LA PARED CON TU ARTE, ESCRIBE LO QUE PIENSAS PROTESTA ENSUCIA PIENSA EN LO QUE ESCRIBES PROHIBIDO COLGAR CARTELES PROHIBIDO PENSAR PROHIBIDO ESCRIBIR DEMASIADA INFORMACIÓN NO HAY FUTURO POCA IMAGINACIÓN POCA INNOVACIÓN NO SORPRENDE EXTRAÑO COMPORTAMIENTO TE QUIERO 31/03/04 SANTI PLAZA ESTUVO AQUÍ TE QUIERO TE QUIERO TE QUIERO ESPERO NO SER OLVIDADO PROHIBIDO RECORDAR PROHIBIDO EXPRESAR TODO LO SABÉIS DESDE AHORA NO HE DE HABLAR

Posted in Creadores, Santi Plaza | Leave a Comment »